La Fundación Fomento Hispania en colaboración con el Ayuntamiento de Rabanales ha elaborado una Memoria de la prospección arqueológica del Término Municipal de Rabanales.

El objetivo ha sido el de catalogación e identificación de los yacimientos arqueológicos existentes en el término municipal de Rabanales, además del estudio histórico del municipio, con el fin de tener el conocimiento necesario para en un futuro próximo tomar decisiones informadas sobre los yacimientos a excavar en nuevos proyectos e investigaciones.

Se han documentado un total de 12 yacimientos, uno de ellos el Alto de Mena es un yacimiento de nueva catalogación que no se encontraba en el Inventario Arqueológico de la Provincia de Zamora.

La actuaciones se han hecho con estricto cumplimiento de toda la normativa vigente y cuenta con todos los permisos necesarios, específicamente con permiso de la Comisión Territorial de Patrimonio Cultura de Zamora con número de expediente 94/18/02.

En lo referente al trabajo de campo ha consistido en la prospección y delimitación de todos los yacimientos arqueológicos conocidos en los municipios de Rabanales, Mellanes, Matellanes, Fradellos, Grisuela y Ufones, consultados en el Inventario Arqueológico de la Provincia de Zamora, así como la catalogación del referido yacimiento inédito. Para ello se ha contado con el trabajo de un total de ocho arqueólogos.

Tras el trabajo de campo se procedió a las tareas de inventariado de los materiales recogidos en la prospección. Lavado, siglado (el Museo de Zamora dio un número de intervención) fotografiado e inventariado definiendo características y adscripción cronológica.

Los yacimientos y restos arqueológicos identificados muestran una importante ocupación humana de la zona, desde el periodo Calcolítico hasta a actualidad. Así, se encuentran evidencias que datan los distintos castros estudiados desde el calcolítico (período que va tras el Neolítico y antes de la Edad del Bronce, caracterizada por la utilización del cobre en utensilios y armas) en los Follos, Fradellos, pasando por la Edad del Bronce como el caso de El Castrico también en Fradellos, la Edad del Hierro, en los Castros de la Gallinera y Luisa, el de San Juan, y el de La Encarnación, hasta Romano, en los casos de El Castrico o el Corral Pintado.

Junto con la memoria que ahora presentamos,  los trabajos han producido abuntande material audiovisual de gran valor, la utilización de drones ha permitido recabar imágenes privilegiadas de los castros y sus alrededores.

CONCLUSIONES.

Entre las conclusiones de la prospección podemos destacar que todos los yacimientos y restos arqueológicos identificados en el área correspondiente a este estudio nos muestran una importante ocupación humana de esta zona, desde el periodo Calcolítico, hasta la actualidad, con un mayor incremento, al menos en cuanto al número de yacimientos, a priori, durante la Edad del Hierro y el periodo romano, de los cuales tenemos gran cantidad de evidencias arqueológicas.

A pesar de no contar con excavaciones sistemáticas que nos ofrezcan datos precisos e importantes de la evolución de estos lugares, sí que contamos la presencia de yacimientos con un estado de conservación muy bueno, y que ofrecen unas magníficas condiciones para llevar a cabo proyectos de investigación.

Son especialmente destacados los casos del Castro de la Encarnación (Mellanes) y El Castrico (Fradellos), que ofrecen condiciones de conservación magnificas, con una amplia secuencia cronológica que ofrecería datos muy interesantes sobre la ocupación de esta zona, desde sus épocas más antiguas hasta la actualidad. Además de poseer un urbanismo y unos sistemas defensivos complejos, que muestran técnicas constructivas variadas.

Otros lugares con gran interés arqueológico son los Castros de la Gallinera y San Juan, ambos en el municipio de Rabanales, y que ofrecen un buen estado de conservación y una arquitectura variada, principalmente asociados a la Edad del Hierro y el periodo romano.

Sin duda, un lugar sumamente interesante desde el punto de vista arqueológico es el yacimiento del Castrico (Rabanales), vinculado con la ciudad romana de Curunda Caesara, sin embargo este lugar presenta un peor estado de conservación y las problemáticas típicas de un yacimiento cercano a un núcleo urbano.

De esta forma podemos observar como los municipios prospectados presentan una elevada riqueza arqueológica, especialmente durante el periodo Romano y la Edad del Hierro, presentando diversos yacimientos que presentan un buen estado de conservación, con un significativo potencial arqueológico, para conocer la evolución histórica de esta región.

¡¡Esperemos que este sea el primer paso del futuro Atapuerca zamorano!!

Aquí ponemos a vuestra disposición la memoria completa: